Copy
¡Únete a la conversación de Sobre la Práctica!
Ver este email en su navegador
27 abril 2022
 
La Transformación:
Un cambio de comportamiento
Nota: Esta es parte tres de una serie de cuatro partes sobre los distintivos de la Educación Transformadora, en el cual exploramos cuatro tipos de cambio. Estos cambios corresponden a los cuatro principios fundacionales e influyen todo lo que hacemos en nuestras escuelas y aulas. Para leer la primera o la segunda parte, por favor envíe un correo electrónico a onpractice@teachbeyond.org.

 
"Pero nosotros todos, con el rostro descubierto,
contemplando como en un espejo la gloria del Señor,
estamos siendo transformados
en la misma imagen de gloria en gloria,
como por el Señor, el Espíritu".

― 2 Corintios 3:18[1]

No crecí en un hogar cristiano. Mis padres eran buena gente, buenos padres con buenos valores y normas altas. Yo seguí su ejemplo hasta que viví solo. Era los años 60 y muchos en mi generación empezaban a cuestionar los valores actuales. Abandoné muchos de ellos. No tenía razón para conservarlos. Mis decisiones nunca más reflejaron lo que era esperado sino lo que me parecía bueno a mí.

Este ejemplo identifica el peligro subyacente de no entender que el comportamiento estudiantil tiene que ser más que conformidad al exterior. Todos hemos oído la historia del niño que dijo, "podría ser que me siento al exterior, pero en mí interior aún estoy de pie". Con el tiempo, él simplemente se irá.

Mientras que nuestros estudiantes han sido creados en la imagen de Dios, no siempre se comportan de esa manera. Es porque esta imagen ha sido corrupta por el pecado. Nos tendemos de enfocarnos en corregir el comportamiento, pero el problema real se queda más profundo que eso.

Semejanza a Cristo
He conocido a profesores que piensan que son eficaces en el aula simplemente porque tiene a la clase bajo su control. La enseñanza eficaz si depende de mantener el orden, el enfoque, y la concentración en el aula, pero esta no es la meta final. Es una manera de lograr objectivos educacionales. En una escuela transformadora esto quiere decir ambos objectivos académicos y los espirtuales tales como el desarollo de carácter. La transformación genuina occure en un nivel más profundo donde Dios trabaja para cambiar nuestros pensamientos, actitudes, y carácter para ser más como Jesús.

Como profesores transformados, tenemos la responsabilidad de ayudar a nuestros estudiantes a desarollar a su carácter de adentro. Nosotros debemos ser parte del proceso en que ellos se convierten más semejantes a Cristo por adentro y también por fuera.

Esta idea se refleja en la ilustración del espejo.
 
Fueron creados para reflejar la imagen de Dios. Mientras miramos en el espejo, vemos una imagen del carácter de Dios.  Suponemos que alguien viene y rocia pintura en aerosol negro por todo el espejo. Ahora cuando miramos en el espejo, esa imagen es estropeada y deformada.

Solo vemos fragmentos del carácter de Dios reflejado imperfectamente. Esto no fue por lo que fuimos creados para ser. El pecado ha deslustrado lo que Dios ha deseado para nosotros originalmente.

El proceso de transformación de restaurar esta imagen es como si Jesús viene con un tela blanda y empieza a limpiar gentilmente la pintura negra que nos impide ver quiénes somos en Cristo.

Como profesores, tenemos la oportunidad de ayudar a los estudiantes para encontrar su verdadera identidad y lograr su potencial. Esto incluye verse a sus mismos como Dios los ve, ver sus lugares en este mundo, desarrollar actitudes justas, amar a otros, sobrepasar los efectos de pecado en sus vidas y hacer lo que es bueno y justo. Este es un proceso restaurativo que lidia con asuntos de raíz de cambio del interior.

Carácter
Carácter es lo que hemos llegado a ser en el intereor. Es una calidad que se demuestra por los acciones del exterior. Esta calidad interior puede ser desarollada, y a menudo significa tener la gracia de ver nuestras experiencias de la perspectiva de Dios y aprendiendo de ellas. A veces estas experiencias son difíciles y dolorosas pero nos hacen más fuertes y menos centrado en nosotros mismos.

El profesor puede iniciar estas experiencias de aprendizaje por crear una cultura de aula práctica, cargada con valor, donde habla de estos valores y los anima. Cuando sea necesario, los sostienen a través de la confrontación y corrección. Esto no suena como enseñar la matemáticas o la historia, pero es parte de nuestro llamado. El enseñamiento de justicia (2 Timoteo 3:16) y el desarollo de charácter es tal vez la parte más importante.

"Al presente ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza; sin embargo, a los que han sido ejercitados por medio de ella, les da después fruto apacible de justicia." Hebreos 12:11

El cristianismo no es un código moral, pero contiene un código. Debemos actuar de la manera que Dios percriba porque refleja a su carácter y naturaleza, también porque es la mejor manera de vivir vidas llenas. Enseñando a los estudiantes la razón detrás de las reglas los ayuda a entender para que puedan comprometerse a hacerlas propias.
 

La formación de carácter depende de la gracia de Dios. Gracia es el poder de Dios para la transformación de su pueblo en semejanza a Cristo. Esto ocurre en su línea de tiempo y de su manera, no la nuestra. Esto quiere decir que no somos responsables por cómo o cuándo ocurre el cambio.

Sin embargo, somos responsables de agregar a nuestra fe ciertas cualidades de carácter, tales como la bondad, el conocimiento, dominio propio, la perseverancia, la piedad, el afecto y el amor (2 Pedro 1:3-8). Así que con la gracia de Dios, trabajamos en estas cosas en nuestras propias vidas y en las vidas de nuestros estudiantes.

Estas y otras escrituras nos instruyen de estar creciendo en estes virtudes. Una persona que crece es una persona fructífera. Este fruto será expressado en las vidas de estudiantes por las decisiones que hacen, cómo se comportan y qué dicen.

Enseñando el comportamiento bueno a nuestras estudiantes es necessario pero no es la meta final. Es parte del proceso que Dios utiliza para desarrollar sus cualidades internas. La meta última es la transformación "en la misma imagen de gloria en gloria".

Bob Adams
Consultor educativo
TeachBeyond Global
 
[1] Las citas bíblicas son tomadas de LA BIBLIA DE LAS AMERICAS © Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation. Usadas con permiso.

Reconoimientos para las fotos:
Grapes Free Stock Photo | FreeImages
Young Woman Beauty Mirror - photo gratis de Pixabay Adaptado del original.
Diagrama: Bob Adams

 
Derechos de autor © 2022 TeachBeyond, todos los derechos reservados.
Eres miembro o asociado de TeachBeyond que trabaja como educador o se inscribió en el sitio de web.

Sobre la Práctica es un correo electrónico bimensual diseñado por ayudar a los miembros de TeachBeyond compartir sus ideas, recursos, y aplicaciones practicas como una manera de animar a la excelencia profesional y vocacional en la sala de clases. Producido por el Departamento de Servicios de Educación para Profesores. Comentarios y contribuciones están bienvenidas: onpractice@teachbeyond.org.




Nuestro dirección:
TeachBeyond
Sanford House 5 Medwin Walk
Horsham, West Sussex, RH12 1AG
United Kingdom

Add us to your address book

¿Quiere usted cambiar la manera en que recibe estos emails?
Puede actualizar sus preferencias o borrarse de esta lista

Email Marketing Powered by Mailchimp