Copy
Vol. 10.3  |  28 Septiembre 2022  |  Ver en su navegador
Construyendo una identidad de clase
Sarah Trussell

Dar la bienvenida a una clase nueva al principio del año escolar puede ser apasionante y abrumadora. Una pregunta clave para los profesores es ¿Quién será su clase como un grupo? ¿Cómo puedo yo, como maestro, tener la intención de crear una comunidad de salón de clases segura, amorosa y centrada en Cristo para que el aprendizaje pueda ocurrir?

 
Como una extension de la Iglesia,
las aulas pueden convertirse en lugares
de comunidad sana que se esfuerza por Cristo.

Pablo explica a la iglesia en efesos que el crecimiento espiritual viene a través de una comunidad de creyentes que crecen juntos hacia la madurez.[1] No es solamente una actividad individual. Como una extension de la Iglesia, las aulas pueden convertirse en lugares de comunidad sana que se esfuerza por Cristo. Con la guía del Espíritu Santo, así como un poco de planificación, los maestros transformados pueden crear un entorno educativo excelente con una fuerte identidad de clase. Aquí hay tres preguntas que pueden ayudar a los profesores a considerar cómo construir una identidad única para cada clase que enseñan:

¿Cómo podemos acercarnos más a Dios juntos?
Como seguidores de Jesús, tenemos prácticas que no solo nos acercan más unos a otros, sino también a Dios.
  • Oren Juntos: Una maestra de cuarto grado tenía una pizarra en la parte de atrás de su salón para las peticiones de oración, luego,  durante la hora de cierre, oraban por las peticiones, borraban lo que se había respondido y añadían nuevas peticiones.
  • Servir Juntos: Una maestra de escuela primaria hizo una colecta de ropa para un albergue local con su clase. Los estudiantes fijaron una meta y se animaban el uno al otro para limpiar sus armarios en casa y llenar bolsas para donaciones. Luego oraron juntos por aquellos que recibirían las prendas de vestir para que conocieran el amor de Dios.
  • Adopta a un Grupo de Personas: Debido a que he vivido en Mali por 2 años, podía compartir con mis estudiantes cómo era la vida en otro país, y oramos juntos por la gente no alcanzada en Mali. No era solamente una conexión el uno con el otro sino también una conexión personal con la maestra mientras compartía historias y fotos.

¿Qué tradiciones podemos celebrar como una clase?
Las tradiciones no tienen que ser compicadas o elaboradas y a menudo pueden conectar con el currículum o el área de un tema que enseñe.
  • Una vez al año: Una maestra de matemática de la escuela secundaria celebra el día de "Pi" con sus estudiantes cada año por traer una tarta ("pie" en inglés) el 14 de marzo. Esta tradición simple pero predecible conecta a los estudiantes de su clase con comida deliciosa y los estudiantes la esperaban con ansias todos los años.
  • Rutina en curso: Una maestra de tercer grado tenía un mono de peluche, señor plátano. A través del año, los estudiantes llevarían al señor plátano afuera para jugar con ellos en el parque infantil, e incluso podía visitar sus casas los fines de semana. Al final del año, los estudiantes decidieron que fue triste para el señor plátano estar solo, entonces compraron a una "Señora plátano" y planearon una boda para los dos monos. Años después de que los estudiantes se graduaron del tercer grado, regresarían al salon de clase para ver cómo estaban el señor y la señora plátano.

¿Qué podemos hacer para abrazar los momentos espontáneos?
Cuando reflexiono en mis experiencias de aprendizaje y enseñanza, a menudo, son los momentos no planeados de la clase que recuerdo. Cuando los estudiantes se sienten seguros para disfrutar de estar juntos en clase, los momentos de respuestas divertidas, anécdotas interesantes, errores únicos y vulnerabilidad cronometrada unen una clase. Aunque estos momentos no pueden ser planeados, la actitud del (de la) maestro(a) puede dar la bienvenida a la sinceridad y confidencia e incluso de manera graciosa.

También pueden ser los momentos duros los cuales son usados para construir la comunidad. Una maestra de quinto grado reflexionó recientemente en un día difícil que su clase tenía. En lugar de permitir que la ira se enconara, usó el tiempo de clase para detenerse, reflexionar y hablar sobre sus fuertes sentimientos. Los estudiantes hicieron dibujos para ayudar a comunicarse entre sí. La día se terminó positivamente a causa de un corazón sensible al clima de la clase que esta maestra tenía.

Aquí hay alguas ideas extras:
[2]
  • Tome fotos y muéstrelas en el aula para mostrar cómo los estudiantes se han desarollado a través del año, o mantenga un albúm de recortes con eventos grandes y experiencias a través del año.
  • Use espacio del tablón de anuncios para mostrar un collage de los intereses que los estudiantes tienen en común, y citas personales o lemas que son importantes para ellos.
  • Fijen metas como una clase y trabajen juntos para lograrlos. Los ejemplos incluyen: toda la clase ganando una cierta calificación, pasando un cierto número de días sin retrasos, ganando un promedio de clase específico en un examen o esforzándose por una calificación perfecta de cumplimiento de tareas.
  • Adopte una mascota de la clase, un señal secreta, o una lema.
  • Observe hitos como la tarea número 20 o el día 10 sin retrasos o el día 100 de escuela.
 
Al tomarse el tiempo para orar, planear, y preparar, los profesores pueden crear de manera intencional un salon de clases seguro para el aprendizaje estudiantil.
"Pocas cosas pueden establecer un sentido de comunidad en una aula más rapido que las experiencias y los deberes compartidos. Los estudiantes que aprenden a verse a si mismos como un grupo unido trabajando y jugando juntos aprenden rapidamente a apoyar los esfuerzos del uno al otro y a tolerar a las idiosincrasias del uno al otro".
[3]

Tome tiempo para reflexionar:
  • ¿Qué experiencias de aprendizaje lo ayudaron a sentirse como parte del grupo?
  • ¿Cómo proveyó el maestro esa experiencia?
  • ¿Qué ambiente creó el maestro para permitir la unidad de la clase?

Sarah Trussell trabaja con la región de América Latina de TeachBeyond como Directora Asociada de programas. Ha enseñado a estudiantes de primaria en escuelas de África y América del Sur y servió como coordinadora de primaria durante varios años. Le gusta caminar junto a maestros y líderes escolares para apoyar su llamado en la educación.
 
[1] Mire Efesios 6:14-16.
[2] Thompson, J. G. (2013). The First Year Teacher’s Survival Guide (3rd ed.). Jossey-Bass. (p. 159-160).
[3] Ibid., p. 159.
 
Créditos para las fotos:
Praying Together. S. Trussell. Redimensionada. Usada con permiso.
Service Project. S. Trussell. Redimensionada.
Derechos de autor © 2022 TeachBeyond, todos los derechos reservados.
Eres miembro o asociado de TeachBeyond que trabaja como educador o se inscribió en el sitio de web.

Sobre la Práctica es un correo electrónico bimensual diseñado por ayudar a los miembros de TeachBeyond compartir sus ideas, recursos, y aplicaciones practicas como una manera de animar a la excelencia profesional y vocacional en la sala de clases. Producido por el Departamento de Servicios de Educación para Profesores. Comentarios y contribuciones están bienvenidas: onpractice@teachbeyond.org.


¡Únete a la conversación de Sobre la Práctica!


Nuestro dirección:
TeachBeyond
Sanford House 5 Medwin Walk
Horsham, West Sussex, RH12 1AG
United Kingdom

Add us to your address book

¿Quiere usted cambiar la manera en que recibe estos emails?
Puede actualizar sus preferencias o borrarse de esta lista

Email Marketing Powered by Mailchimp